Las Hermanas Franciscanas de la Inmaculada llegaron a nuestra ciudad en 1879, siendo una de las primeras fundaciones de Madre Francisca. A instancias del Obispo de Valencia, D. Antolín Monescillo, se creó el Centro de Protección de la Mujer, en la calle Albornoz, ubicada en la Vila, atendiendo, según el espíritu de su fundadora, a las jóvenes que acudían a Alzira en busca de trabajo y estaban necesitadas de apoyo y orientación.

          En 1883, las Hermanas Franciscanas inauguraron un Parvulario llamado «Nuestra Señora del Buen Consejo», iniciándose así su labor docente. El parvulario fue creciendo y se convirtió en el Colegio «La Purísima», situado en la calle Santa Lucía nº 36; era mixto sólo en el parvulario y femenino en el resto. La buena labor realizada por las religiosas hizo que se ampliara la matrícula y que se impartieran clases de bachillerato, siendo el centro homologado en 1956. El Colegio, que tenía internado desde 1953, en los años sesenta del siglo XX se había quedado pequeño y no cumplía con los requisitos exigidos por la inspección de Enseñanza en cuanto a espacios, laboratorios y otros servicios; por ello la Congregación planificó adquirir unos terrenos, fuera de la Vila, al otro lado del río Barxeta, en la Partida Tulell, entonces totalmente despoblada y dedicada en su mayor parte al cultivo del naranjo.

          La primera piedra del actual edificio fue colocada en junio de 1969 y el 24 de octubre de 1970 se bendijo el Colegio actual. En él, además de los niños del parvulario, también se admitió a chicos en COU. En el curso 1980-81 pasó a ser mixto 1º de BUP y, progresivamente, toda secundaria. La promoción que terminó COU en 1996 fue la primera que fue mixta en todas las etapas educativas: Preescolar, EGB (1º, en el curso 1984-85), BUP y COU.

          Las Hnas. Franciscanas de la Inmaculada se han dedicado a la educación de las distintas generaciones de niños/as y jóvenes de Alzira y de la comarca, así como de poblaciones más alejadas, en la época en la que había internado, hasta finales de los 80.

          El Colegio ha ido adaptándose a las nuevas leyes de educación y a los nuevos tiempos, cumpliendo con todos los requisitos y exigencias de las disposiciones oficiales de enseñanza. Goza de una excelente situación, numeroso alumnado y un buen equipo de profesores, de gran experiencia y dedicación, acompañados en todo momento por la Comunidad de Hermanas Franciscanas, con la que trabajan con estrecha colaboración.

          El 30 de diciembre de 2008, El Colegio recibió la Insignia de Oro de la ciudad, otorgada por el Excelentísimo Ayuntamiento, con motivo de los 125 años de dedicación a la enseñanza en Alzira.

          El centro está concertado en todos los niveles educativos: Educación Infantil, Primaria, ESO y Bachillerato. Obtuvo el Sello de Bronce de Aenor y forma parte de la Red de Centros de Calidad de la Generalitat Valenciana, en el Nivel III, y de la Red de Centros Plurilingües.